Cambios y estrenos


La situación actual para realizar cambios en las hermandades o para incorporar estrenos es un riesgo, traducido, con frecuencia, en daño a la tradición. Las cofradías tienen, probablemente, más libertad de la cuenta para llevar a cabo modificaciones, y eso, a veces, acaba conduciendo a actuaciones poco adecuadas. Una lástima. Pero lo que todavía es peor son los errores que emanan de juntas de gobierno que deciden por su cuenta, al margen de la hermandad. Es ésta la práctica habitual para sacar adelante ideas personales que no tienen el beneplácito de la mayoría. Muy frecuente en algunas cofradías. Un despropósito, y de los grandes.