Cofradía Penitencial de la Unción y Mortaja de Cristo


La Cofradía de la Unción y Mortaja de Cristo desfila en la tarde del Jueves Santo. Visten hábito completamente blanco y en su pecho llevan un escudo con los tres clavos rodeados de una corona. En el lado izquierdo de la capa una cruz ancorada de color rojo.

Antiguamente la Cofradía de la Unción y Mortaja de Cristo realizaba la ceremonia de dar sepultura al Cristo Difunto, después de que su cofradía, la de Penitentes de la Misericordia, lo dejara en el presbiterio a la llegada a hombros de la Procesión del Silencio a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Cuando el Cristo Difunto era enterrado, en la oscuridad de la Iglesia, un gran estruendo era oído en toda la Iglesia, como símbolo de que Cristo había recibido sepultura, esperando la Resurrección.