Cultos del Viernes Santo de 1934

Gaceta de Tenerife

EN LA LAGUNA

Los cultos en los diversos templos

A las tres de la madrugada, el tradicional y emocionante sermón del Crucificado en el Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna. A las cuatro en punto de dicha madrugada saldrá procesionalmente el Santo Cristo, Nuestra Señora de los Dolores, San Juan y la Magdalena, acompañados de la Pontificia y Venerable Esclavitud y representaciones de las distintas Cofradías.

Al paso de esta procesión cantarán distintos coros y será acompañada de la Banda Municipal de esta ciudad y Banda de clarines a caballo y Banda de tambores al estilo de Sevilla.

En todas las iglesias habrá en este día Misa de Presantificados y Adoración de la Cruz.

A las diez, en la parroquia de la Concepción, además de los cultos propios del día, sermón del Descendimiento. Acto seguido procesión de la Piedad, San Pedro y la Dolorosa, del célebre escultor Lujan Pérez, haciendo el recorrido completo hasta la Catedral.

A la una de la tarde en la Santa Iglesia Catedral, con motivo de hallarse el Santísimo Cristo de La Laguna en dicho templo, se celebrará el sermón de las Siete Palabras, a cargo de un elocuente orador sagrado.

En este acto, con motivo de la terminación del Año Santo, harán la Adoración al Santo Cristo las Hermandades que a este asistan y la Venerable Esclavitud.

Tomará parte en los intermedios la Eschola Canthorum del Seminario.

A las tres y media, se organizará, la suntuosa y celebrada procesión “Magna”, con todos los “pasos” partiendo de la Santa Iglesia Catedral, uniéndose en la Plaza del Adelantado al Santo Entierro que sale de la parroquia de Santo Domingo.

Presidirá esta procesión el Gobernador Eclesiástico y demás personalidades invitadas a tal fin.

Asistirán a la misma varias bandas de música y una de clarines y tambores.

Al regreso a la Catedral se celebrará el sermón del Santo Entierro, y terminado éste continuará la procesión a sus respectivas iglesias.

A las nueve de la noche, culto del Retiro, y procesión de la Soledad en la Santa Iglesia Catedral, con sermón a cargo del M. I. señor Provisor, cantándose un precioso “Stabat Mater” y varios Motetes.