De Hermandades y hermanos


Iniciada ya la semana grande de La Laguna, quería subrayar algunas cosas que he observado desde lo alto del Campanario.
El pasado Domingo de Pasión la Cofradía del Santísimo Cristo de Burgos realizaba un acto de hermanamiento con la buena gente de Valle de Guerra, su cofradías y hermandades, devolviéndoles incluso la visita a ese emblemático lugar de La Laguna. No hace mucho, la Cofradía de la Unción y Mortaja hacia lo propio con Santiago del Teide. Estos actos y otros muchos permiten ayudar a que sepamos y entendamos el término de Hermandad… es un acto bonito y adecuado a un tiempo como este.
Por otro lado, la Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Sentencia salía ayer con sus respectivos Pasos, mientras que la Cofradía del Santísimo Cristo de las Caídas no lo hacía. Este hecho me desagradaba bastante porque, aunque entiendo y respeto la autonomía de las Cofradías, debemos recordar que todos somos hermanos y debemos velar por ir juntos no separados, el “yo” no puede estar por encima del “nosotros” en nuestro mundo cofrade.
Para estos casos el Comité Ejecutivo de la JHC es el encargado de coordinar, función que por lo visto ayer no realizó o no pudo realizar. Se deben dedicar más reuniones para tener claro esto y que no parezca que cada uno va por su lado. Recuerdo una imagen que se repetía mucho hace años y que ahora prácticamente no se ve. Cuando dos cofradías se encontraban, los maestros de ceremonias de ambas se iban a saludar y cuando se separaban, una esperaba a la otra, como gesto de respeto. Esto ahora prácticamente no se ve y en una de las pocas procesiones que quedan de encuentros, como la del Domingo de Ramos por la tarde, la impresión es que la distancia entre ambas cofradías es cada vez mayor (no solo física)… parece que estamos ante dos procesiones diferentes… quién sabe si en unos años las vemos incluso en días o en horas diferentes… muy triste, recordando que todos somos hermanos. He Dicho.