Iglesia y Calvario de San Lázaro


Primitivamente, los vecinos fabricaron una rústica ermita en San Lázaro, en el camino viejo de la Villa, que fue trasladada en el año 1535 al sitio donde se encuentra hoy por el Conquistador Pedro de Vergara, según consta en su testaamento ante Diego Déniz. Sin embargo, el edificio actual data del siglo XIX. Destaca la imagen de su titular, de gran devoción entre la población infantil que, tradicionalmente, acude todos los Viernes de Lázaro a la citada ermita. Junta a ésta se encuentra la Capilla del Calvario, fundada por los frailes Capuchinos en 1678.