Nuestro Padre Jesús de la Sentencia


“Pilato de nuevo preguntó  y dijo: ¿Qué queréis, pues, que haga de éste que llamáis rey de los judíos? Ellos gritaron: ¡Crucifícale!, ¡Crucifícale!”. (Marcos 15, 12-14)

 

En el lagunero convento de Santa Clara de Asís, encontramos esta emotiva imagen realizada por el escultor orotavense Ezequiel de León, autor de diversas obras como también restauraciones. Con un estilo sobrio y elegante, pero tremendamente expresionista, el artista no duda en imitar el estilo del también orotavense Fernando Estévez; con una tendencia eminentemente clasicista. Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, ya coronado de espinas, nos ofrece sus manos atadas en actitud sumisa como si, en efecto, se entregara a nosotros. Esta obra con los cánones típicos clasicistas, es una de las mejores salidas de la gubia del escultor orotavense, mostrándonos unos cánones superiores a los normales.

Lamentablemente desde hace algunos años esta imagen no procesiona en la Semana Santa lagunera por haber sido sustituida por otra talla de origen andaluz,  concretamente del escultor sevillano Jaime Babío en el año 2004, procesionando la tarde del Domingo de Ramos desde la Parroquia de la Concepción.