Reclaman que la iglesia de La Concepción recupere el altar que perdió hace 34 años

El Día

D.B., La Laguna.

Hace 34 años, con motivo de la inauguración de las obras de reconstrucción de la iglesia de La Concepción al caerse la misma, el altar de plata del templo fue colocado en una habitación y el coro de madera, que estaba en la parte trasera, se ubicó delante, exactamente debajo del camerino de la Inmaculada y donde estaba el altar.

Durante muchos años se ha reclamado que todo vuelva a su lugar primitivo, pero ahora movimientos sociales y vecinales como la Asociación en Defensa de La Laguna, el Orfeón La Paz o la asociación de vecinos Casco Histórico piden, igual que muchos más laguneros, que el altar de plata sea colocado en el lugar en el que siempre estuvo y que dio elegancia a la hora de admirar a la Virgen de la Concepción.

Además, también ha quedado en el olvido el proyecto de dotar a esta parroquia matriz de un museo donde exponer toda la riqueza que posee.

Historiadores de la categoría de Alejandro Cioranescu afirman que el altar mayor aportaba suntuosidad a la iglesia, y que ésta tuvo un primer altar mayor que empezó a fabricarse en 1511 y que debía ocupar el sitio del actual presbiterio bajo.

Se sabe que en 1748 se reedificó la capilla mayor y el altar que resalta a la imagen de la Purísima es una obra importante de orfebrería, realizada en plata de forma piramidal, en cuyo centro sobresale el sagrario. Todo ello completado con adornos como velas, candelabros y jarrones que aportarían al templo una mayor riqueza de volver a recuperarse.

El presidente de la asociación de vecinos Casco Histórico, Pablo Reyes, dijo estar de acuerdo con todo aquello “que signifique devolver a los templos a sus aspectos antiguos. Y en el caso de La Concepción debe tomarse más en serio porque estamos ante la primera de la Isla”.